locationEje Regina-Imagen-Pérez Galdós

Regina es una calle peatonal y comercial que ha pasado de ser un eje de comercio tradicional a ser un centro de nuevos comercios y establecimientos alternativos. Se ha convertido, por lo tanto, en uno de los epicentros culturales y comerciales de la ciudad. En el caso de la calle Pérez Galdós  presenta grandes problemas de accesibilidad debido a la estrechez del acerado y la diferencia de cotas entre éste y la calzada. Desde hace algunos años, la comunidad de comerciantes y profesionales de la zona han creado el llamado “Soho Benita”, un proyecto de comercio ligado a la cultura, a la creatividad y al arte.

Dirección: Calle Regina, Calle Imagen, Calle Pérez Galdós
Nº expediente Gerencia de Urbanismo: -
Presupuesto: -
Estrategia Reaviva: ITINERARIO 2: MOVILIDAD SOSTENIBLE
Nivel de participación:
Procedencia de la propuesta: Proyectos Hábitat
OBJETIVOS DE LA INTERVENCIÓN

Mejorar la accesibilidad, eliminación de barreras arquitectónicas, revalorizar el paisaje urbano, revitalización de los espacios productivos ligados al arte y a la cultura potenciando así nuevas actividades productivas en la ciudad consolidada.

CRITERIOS DE PROYECTO

Sostenibilidad y funcionalidad urbana.

Revitalización socio-cultural de los espacios objeto de la intervención.

Fomento de la participación ciudadana y de la interacción social.

Creación de alianzas con el tejido asociativo y empresarial próximo.

Tematización de las intervenciones.

Documentación
Participación ciudadana
facebook twitter instagram en redes sociales con el hashtag #ReavivaEjeRegina
comment deja un comentario haciendo click aquí

Deja un comentario

Tu comentario se publicará en la web una vez revisado por el equipo Reaviva.

comment Comentario
La propuesta que se presenta en la web para las calles Regina y Pérez Galdós es sólo una idea planteada para que se pueda reflexionar sobre qué tratamiento se puede dar al espacio público para que éste sea más amable e inclusivo. Este portal está abierto a que todos los ciudadanos puedan aportar sus ideas y opiniones sobre esta y otras propuestas. Con posterioridad, y atendiendo a las propuestas y sugerencias que sean viables, los servicios técnicos de la Gerencia de Urbanismo elaborarán un proyecto que servirá de base para la ejecución de las obras definitivas. La elección de estas calles para este proceso participativo no es casual, sino que se enmarca dentro de una estrategia de apoyo al pequeño comercio con objeto de que nuestro centro histórico no pierda sus valores patrimoniales, sociales y paisajísticos. Las interesantes iniciativas culturales y artísticas que se están produciendo en este sector del centro histórico se pueden y se deben articular a través de lo que sucede en el espacio público, por eso es interesante que se aporten soluciones innovadoras que contribuyan a potenciar estos valores. Naturalmente, a la hora de redactar los proyectos de intervención definitivos, también se tendrán en cuenta, como no puede ser de otra manera, los valores patrimoniales del espacio en el que se va a actuar, por lo que las soluciones técnicas siempre serán respetuosas con dichos valores paisajísticos, históricos y culturales. Las actuaciones de reurbanización en el Casco Antiguo son complejas no sólo por estos motivos patrimoniales e históricos, sino porque, además, se trabaja en una trama urbana con unas dimensiones muy ajustadas, con grandes problemas de accesibilidad y con infraestructuras antiguas que es necesario sustituir o mejorar. Por todo ello, se trata de intervenciones que son costosas y prolongadas en el tiempo, lo que requiere que se organicen de manera adecuada para que puedan abordarse en función de la disponibilidad presupuestaria y sin colapsar los accesos, ni entorpecer la vida cotidiana de los residentes. Este año 2019 se han abordado trabajos en las calles Baños, San Vicente, Moravia, Juzgado y Duque de Cornejo. Anteriormente se han realizado otras intervenciones en las calles Matahacas, Socorro, San Vicente, etc. También se están estudiando propuestas para actuar en las calles Águilas, Relator, Peñuelas y San Román, etc. Además, la Gerencia de Urbanismo, a través del contrato para la conservación de los pavimentos de la ciudad, realiza otras intervenciones puntuales en función de las incidencias que los ciudadanos trasladan a través del servicio 010 o a través del buzón de viapublica@urbanismo-sevilla.org
comment Comentario
Finalmente ¿el Ayuntamiento va a "travestir" Regina y Pérez Galdós con el suelo de chinos fotoluminiscentes, trepadoras y mobiliario de quita y pon que proyecta o se impondrá el SENTIDO COMÚN y el respeto al ambiente tradicional del CONJUNTO HISTÓRICO de Sevilla? Por cierto, los pavimentos de la mayor parte de las callesv del centro están de absoluta vergüenza. En lugar de gastarse millonadas en proyectos excéntricos, lo que debiera hacer el Consistorio hispalense es costear un mantenimiento mínimamente decente de las calles de la ciudad.
comment Comentario
Me parece muy interesante, que ante una propuesta así, el ayuntamiento realice este sistema participativo para que todos los ciudadanos puedan expresar su libre opinion, lo triste es que haya ciudadanos que para hacerlo tengan q insultar, y menospreciar las ideas de otras personas , llamar gilipollez a una idea, adueñarse del concepto de sentido común como algo propio e indiscutible, acusar de no pensar, o mejor aún de no tener hijos a la persona que haya propuesto esa idea, no es más que un ejemplo de la parte más rancia de esta Sevilla de sevillanos inamovibles y de mentes poco abiertas. Hablemos de las ideas, demos opiniones, sin necesidad de menospreciar las de los demás. Personalmente pienso que hay ideas muy aprovechables en este proyecto, es verdad que no hay que construir una ciudad para el turista, pero si hay que tener a Sevilla como una ciudad viva, y sobre todo vivible. He vivido muchos años en el entorno de San Luis, y la tristeza del oscuro pavimento, calles estrechas y demás no hacen apetecible un paseo, no solo al turista, sino a los habitantes de esas zonas. No digo que haya que cambiar la personalidad de una ciudad, pero está, como sus habitantes, se va adaptando a las mejoras e ideas que surgen para vivir mejor.
comment Comentario
¿Pero estamos locos?
comment Comentario
Yo también quiero ser superguay. Propongo que los chinos se extiendan a todos los suelos del Casco Antiguo, incluido el entorno de la Catedral y la calle Sierpes y que se pongan plantas trepadoras que tapen las rancias fachadas sevillanas y sillas de tijera por toda la ciudad, para que todo el año sea como una feria en nuestras calles. Vamos, vamos, que no decaiga...
comment Comentario
Es una propuesta coherente con el análisis y posterior diagnóstico realizado;proponer una transformación de calle en sendero urbano, con las connotaciones de incorporación de naturaleza que ello conlleva. Se emplean materiales de toda la vida de Sevilla pero descontextualizados o colocados de otro modo al habitual(plataforma única de chino redondeado pequeño, sillas de tijera, plantas trepadoras, macetones... ¿dónde está el invento?) Lo de la luminosidad en el suelo a mi parecer es anecdótico y sobra, eso es cierto. Si lo que queremos es una calle más del centro con su pavimento gris, sucio y triste de granito, pues adelante, eso siempre se puede hacer.
comment Comentario
Quería apuntar alguna cosa al respecto de cuanto se está diciendo acerca del pavimentado de chinos fotoluminiscentes que se proyecta para las calles Regina y Pérez Galdós. Yo no me refiero a gustos personales. Para gustos, ya se sabe, se hicieron los colores. No se trata tampoco de modernidad o de rabioso clasicismo. Cada uno puede decantarse hacia la tendencia estética que prefiera, pero en el interior de la casa propia, y, aún así, sometiéndose a la normativa vigente, que pone ciertos límites a determinadas obras o modificaciones en elementos patrimoniales protegidos. En este caso estamos hablando de la vía pública, calles del centro de una ciudad que es Conjunto Histórico.Cuando las normativas hablan de estética, materiales y tratamientos constructivos acordes con la tradición y el entorno quieren decir eso exactamente. Que los enchinados, empedrados o enguijarrados no son soluciones nuevas en la pavimentación de suelos, lo sabe todo el mundo, pero que suponen una exentricidad manifiesta en el Conjunto Histórico de Sevilla, donde su presencia se ha limitado siempre a patios privados o pequeñas plazuelas, y por supuesto sin ^efectos especiales^ luminosos, también lo sabe todo el mundo. Lo que no se si sabe todo el mundo, al menos más de un arquitecto y afines responsables de proyectos en nuestra ciudad parecen desconocerlo, es que el pavimento más característico de Sevilla es, sí señores, sin pudor, el adoquín de Gerena, cuyas canteras llevan explotándose desde el tiempo de los romanos para pavimentar la vieja Hispalis e Itálica, para labrar las columnas de la Alameda o las propias gradas de la Catedral. Dicho granito tiene una gama de colores que van desde el ocre hasta el amarillo, pasando por los tonos verdosos y gris celeste. Bien trabajado y colocado no ofrecen inconvenientes excesivos y sí una durabilidad centenaria. Esos son nuestros suelos urbanos tradicionales, además del enladrllado, y en zonas más nobles las losas de Tarifa. Y digo ese adoquín y no el que procede de Quintana de la Serena, gris monocromático, con el que en los últimos años se han desnaturalizado calles como San Luis, San Vicente, Hombre de Piedra o Carlos Cañal. Recomiendo a quien quiera documentarse en la materia el libro sobre la pavimentación de Sevilla que publicaron Luis Marín de Terán y Aurelio del Pozo. Hay que ser rigurosos cuando hablamos de lo que es de todos y se paga con el dinero de todos, igual que hay que pensarse tres veces las cosas antes de sumarse al carro de la última ocurrencia. Vuelvo a decir que debe primar el ^sentido común^, no el mío, sino el ^común^, claro que hay quien dijo que éste no era siempre el más común de los sentidos.
comment Comentario
Quien proponga un suelo de chinos es que no tiene hijos ni relación con la infancia. Para cuando una ciudad que piense en los niños, niñas y mayores?
comment Comentario
La iniciativa me parece genial, dar valor a la zona, pero habrá que considerar el entorno histórico y a sus vecinos. Y tener en cuenta la nueva construcción de los hoteles de 4 * en la zona. El plan debe contemplar dar respuesta a necesidades realistas y no tanto estéticas.
comment Comentario
Esta claro que la calle Regina necesita una reforma en el pavimento, pero los chinos iluminados en el suelo me parece una horterada, he visto ese mismo suelo que pretenden poner en un pueblo de Reino Unido y el resultado era desastroso. El dinero hay que gastarlo con cabeza y no hacer cosas que a los dos días pasan de moda.
comment Comentario
A mi me parece que la idea de luces en el suelo es algo para un centro comercial,no para una calle del centro historico de Sevilla. Le quitaria caracter a la calle, yo pondria dos hileras de cuadraditos de ceramica en suelo que unido a la presencia de plantas en las fachadas obtendriamos una sensacion de frescor y de patio sevillano desde las setas. Nuestra ciudad es icono de la ceramica deberiamos incluirla mas en nuestros elementos arquitectonicos.
comment Comentario
A mí me parece un proyecto muy interesante. Parece que algunos, cuando hablan de usar "el sentido común" quieren decir "su sentido común", que puede no ser compartido por todos. El pavimento contínuo de chino lavado no es ningún invento, en el documento se pueden ver algunas referencias de su uso en nuestra ciudad( patio de Edificio Corral del Conde, Plaza Jesús de la Redención, Monasterio de San Clemente, etc, etc...) desde hace mucho tiempo... No sé si al hablar de un pavimento acorde con la zona se refiere; ¿al adoquín de Gerena ?(imposible para bicis, carritos, tacones y personas mayores; pruebe por Mateos Gago, por ejemplo), ¿al adoquín gris y triste del granito de Quintana?, ¿al parcheado de asfalto que abrasa en verano?,¿al pastiche del hormigón impreso en forma de adoquines de mentira?, ¿a las losas de hormigón de la piel sensible?, ¿al prefabricado de hormigón hexagonal o cuadrado del resto de la ciudad?... En fin... Aunque novedoso, entiendo que puede funcionar muy bien en este caso concreto, y es reconocible, respetuoso y diferente. Sí comparto la duda del árido fotoluminiscente, pero creo que es cuestión de hacer una muestra previa y ver cómo se comporta y el efecto que produce, aunque aparentemente puede resultar interesante, da una luz ténue y no molesta. En cuanto a las sillas de tijera, parece que es una manera de implicar a los comerciantes(no a los vecinos, lea el documento con atención, por favor) en la transformación y cuidado de la calle. Entiendo además que sería de una manera voluntaria y cada uno la pintaría acorde al negocio... La vegetación que se propone en el proyecto es fundamental, me parece que se conseguiría introducir el verde de una manera adecuada, matizada y sensible con el entorno,. Así, caminar por las calles del centro sería mucho más agradable. Vea el ejemplo de referencia, en Pasaje Valvanera... (O es que prefiere el paseo gris, árido y duro de la C/ San Luis, por ejemplo?) Ciertamente no se trata de ser modernos, sino de plantear otras alternativas respetuosas que también puedan funcionar y mejoren la vida de los ciudadanos de nuestra ciudad.
comment Comentario
Chinos que se iluminan para el pavimento, plantas trepadoras y sillas de tijera por las calles. Me parece completamente desacertado. Respetemos la estética tradicional de Sevilla. Hay que peatonalizar con cabeza y respeto por el entorno que hemos heredado. No al centro-parque temático. .
comment Comentario
Lo primero que quiero decir es que soy vecino de la calle Pérez Galdós, junto a la Plaza de la Alfalfa, corazón histórico de la ciudad de Sevilla, y que laboralmente me dedico a la protección y conservación del Patrimonio Histórico. Hoy he leído en prensa y oído en distintos medios un esbozo del proyecto de intervención sobre el viario de Regina y Pérez Galdós que el Ayuntamiento anuncia a bombo y platillo. Al leerlo pensé que el tiempo había bailado en mi mente y que en realidad era 28 de Diciembre, dia de los Santos Inocentes, pero no, pronto confirmé que era 20 de Febrero, y que, por lo tanto, no era fecha para que en la prensa se tomara el pelo al inocente lector con semejante broma. Quisiera dejar claro que el objetivo de facilicar la vida en el Casco Histórico a los vecinos y viandantes y turistas que nos visitan me parece un fin irreprochable, como indispensable me parece mantener el paisaje ubano y las infraestructuras del viario en las debidas condiciones de seguridad, decoro y ornato. Si para ello hay que peatonalizar parte del mismo, eliminar acerados y crear plataformas únicas, bienvenidas sean estas intervenciones en nuestras calles. Incluso no me parece descabellado que se quiera dotar de alguna especificidad a una zona determinada para fomentar ciertas actividades comerciales, ludicas o culturales, pero todo ello debe hacerse desde el respeto más absoluto al entorno, plagado de monumentos, a los materiales tradicionales, y a la estética de la ciudad misma, esto es, de lo que es legalmente Conjunto Histórico desde 1964. Me parece perfecto que los comerciantes de las mencionadas calles ofrezcan en sus establecimientos servicios, artículos de consumo, objetos de decoración u obras de arte de estética más o menos vanguardista, y que pretendan fomentar sus negocios y el que acuda a la zona un tipo de público muy concreto, pero que el Ayuntamiento de Sevlla pretenda transformar de esta manera parte del corazón del Casco Histórico me parece absolutamente fuera de lugar. Y cuando Sevilla sube a la cima del Turismo y la ciudad se llena de hoteles y apartamentos turisticos para albergar a visitantes que vienen a ver ^Sevilla^, chinos que reflejan la luz, plantas trepadoras (¿por donde treparían en calles tan estrechas como Regina o Pérez Galdós, por las fachadas de las casas o por modernas pérgolas colocadas ad hoc?), mobiliario urbano de quita y pon, etc., etc. son los materiales, estéticas y soluciones que aporta el Ayuntamiento a vecinos y foráneos. Algunos, incluidos los responsables municipales en la materia, traen y llevan el nombre de ^Soho^ para aplicarlo a esta zona. Ello puede resultar un reclamo interesante a nivel comercial para los negocios de la misma, pero intentar desnaturalizar dichas calles para querer aproximarlas estécamente a un ^Soho^ foráneo resulta verdaderamente absurdo y, más que absurdo, cateto. Esto es el centro de la ciudad de Sevilla, no un parque temático diseñado por no se sabe quién, ni un decorado del Mago de Oz. Señores munícipes y técnicos sean serios y responsables con las personas y las cosas, pero sobre todo respeten la ciudad y sus ambientes y estéticas tradicionales. Lo imponen las leyes de Patrimonio Histórico, pero antes que nada lo impone el sentido común.
comment Comentario
La idea de poner plantas trepadoras a lo largo de la calle es muy buena, daría mucha personalidad a la calle, podría combinarse con plantas colgando de la base de las setas como algunos establecimientos colocaron, daría una sensación verde acorde con la idea de las "setas" que se extendería por la calle Regina a modo de "jungla verde". Las sillas de colores es otro acierto. El suelo iluminado creo que sería un desacierto, creo que es correcto mantener una estética más acorde con la historia de Sevilla en el pavimento antes que poner luces en el suelo.
comment Comentario
Lo de crear un camino con chinos iluminados por la noche y de dar a los venicos sillas típicas de quita y pon, debe ser una broma no? ¿A qué mente brillante se le ha ocurrido esa gilipollez? ¿Tan difícl es hacer las cosas con sentido común? Hagan un pavimento acorde con la zona, es decir, que no chirríe con el casco histórico, duradero y cómodo, que se supone deben caminar por él las personas mayores y mujeres con tacones. Lo de las sillas, en fin, si ya la calle es estrecha poco práctico será,y estando en una ciudad de chorizos e incívicos, poco van a durar. En conclusión, dejen de ser los más modernos del mundo, y si quieren peatonalizar piensen en el sevillano y no en el turista de bocata y mochila, que esto no es un parque temático, señores...